lunes, 18 de noviembre de 2013

El Hombre de Ojo Singular

     Frecuentemente me encuentro perdiendo el tiempo. A medida que pasa el dia, caigo en un sueño. Este es el sueño que viene a los que están distraidos con el mundo. Sin embargo, de repente despierto. Me doy cuenta que estaba en limbolandia. Han pasado horas y he logrado poco de lo que el Señor me ha pedido. El sentir que me viene es como si hubiera defraudado a Jesus.

     La Biblia me dice que debo redimir el tiempo. Poco despues dice: sed lleno del Espiritu Santo. De modo, que la manera para redimir el tiempo es hacer lo que nos llena de Dios y nos asemeja a Cristo. La realidad de la vida es que no hay otra cosa mas poderosa y fructifera que llenar esta vasija de barro con la gloria de Dios. Por supuesto, esto no se logra estando distraido o soñoliento ya que la Biblia dice: "Un poco de sueño, un poco de dormitar... Asi vendra tu necesidad...y tu pobreza..."(Pro 6) La distracción nos lleva a caer en un sueño espiritual que despues nos lleva a una pobreza espiritual. Eso es la ruina.

     Hoy escuchaba sobre un hombre llamado Isaac Newton. Este hombre fue el que descubrio la forma en que trabaja la gravedad sobre la tierra. Tambien inventó la matematica llamada Calculus. En su vida hizo muchos otros descubrimientos con la ayuda de la Biblia. Inclusive, descubrió que la doctrina de la Trinidad fue un invento Catolico y que los Cristianos primitivos ni si quiera llegaron a escuchar de tal doctrina porque todavia no habia sido inventada. Alabalo si puedes!

     ¿Cual es el punto de mencionar este hombre? Sus descubrimientos no se consigueron dedicando tiempo a muchas diferentes cosas.  El solo estaba interesado en sus experimentos. No hacia caso a nada mas. De modo que este era un hombre de ojo singular. Me impresionó escuchar como este hombre aveces trabajaba 18 horas, siete dias a la semana. En una ocasion se enfocó tanto en sus experimentos que se debilitó y enfermó por tres meses. Ni el cansansio, ni la enfermedad pudieron desenfocarlo de su pasión.

Queridos, cuando tenemos pasion para lograr algo, nos desvivimos por trabajar en eso. Sucede que no podemos pensar en ninguna otra cosa. Cada momento de nuestras vidas lo dedicamos a eso y nada mas. Cuando la vida en Cristo es lo unico que nos preocupa, entonces somos hombres de ojo singular.

     La dedicacion de aquel hombre a su trabajo era tan intensa que el nunca se casó con mujer. De hecho, nunca tuvo novia y se cree que murió virgen. Y todo esto lo hizo simplemente para aprovechar el tiempo en experimentos cientificos...esa era su verdadera pasion. Verdaderamente este fue un hombre de ojo singular.

    ¿Y que de nosotros? ¿Que nos pasa? ¿Porque no podemos enfocarnos con mas fervor en Aquel que tanto nos amó? ¿Acaso el trabajo de aquel hombre es mas importante, o mas interesante que las cosas de Dios?....Mi hermano....Estoy seguro que no. Por tanto, dejemos ya el sueño. Despertemos, andemos en Luz. Sacudamosnos de las distracciones.Sean pensamientos, vanidades, o gente que nos rodea, echemoslas a un lado. No sea que el Señor de la siega venga y nos encuentre negligente en su obra. Sigamos la guianza de Aquel que esta sentado en Gloria. Y que nuestros ojos solo miren a EL.

Amen!